Mi estrella de punto

24 de mayo 2018

Estoy en la consulta con Elena, últimas pruebas para mañana empezar la quimio. Estoy nerviosa, quiero salir de aquí, para ir a verte, estás en el pabellón Revilla, justo al ladito de Aztarain, el de oncología. Pero esto tu no lo sabes, es mejor así, no quiero que te preocupes por tu sobrina favorita.

Lo que yo no sabia es que te habías ido esta noche, que, aunque hacia dos días que había quedado en ir a verte, ya no estás. Creo que mi grito se ha oído en todo Basurto, cuando he visto a mis primas venir hacia mi con lágrimas en los ojos, para abrazarme. Y Elena, y Marga, para sujetarme.

No puedo escribir más. Solo quiero llorar, irme, gritar. Rabia. Siento rabia y tristeza. Al menos sé que hasta el último momento, Lei estuvo a tu lado.

No sabes lo muchísimo que te quiero y lo muchísimo que te echo de menos. Sé que aunque no sabías que he tenido un cáncer de mama, cuidarás de mi estos meses de tratamiento, y de las tatas, de tus hermanas, de tu marido y de tus nietos.

Siempre serás, mi estrella de punto, y por ti, pelearé.

 

Y aquí, me despedí de ti, y de repente, se hizo la calma, y cuando nos fuimos, empezó a llover donde nunca lo hace.

1 comentario
  1. Vero Dice:

    Vir he leido todos los capitulos, pero cuando llegaba este, no tenia fuerzas…
    Mamá, tu sobrina favorita ya está perfecta, brillando como siempre, con mil planes, mil historias y proyectos…
    Te echamos tanto de menos.
    Te quiero mamá!

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

6 + 1 =